Contenidos de Interés 5 minutos de lectura

Enfoque visual: Descubre cómo funciona el ojo

Compartir en

Es un auténtico desconocido, pero ha llegado el momento de entender un poco cómo funciona el ojo y por qué el enfoque visual es tan importante en el proceso visual. Sin este mecanismo natural la vida no sería tal y como la entendemos, ¡y vamos a explicarte el porqué!

Es un auténtico desconocido, pero ha llegado el momento de entender un poco cómo funciona el ojo y por qué el enfoque visual es tan importante en el proceso visual. Sin este mecanismo natural la vida no sería tal y como la entendemos, ¡y vamos a explicarte el porqué!

Qué es el enfoque visual

El enfoque visual, también denominado ‘acomodación’, es la serie de movimientos internos que hace el ojo para adaptarse al medio y permitirnos ver de forma nítida cualquier objeto que haya ante nosotros.

Para poder ver algo de forma nítida es necesario que los rayos de luz que entran a través de la pupila se enfoquen en la retina. Si hay algún problema con esto y los rayos enfocan por delante o por detrás de la misma, aparecen defectos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, con lo que se pierde toda nitidez. Por eso, se encuentre a la distancia que se encuentre el objeto que emite dichos rayos, el músculo ciliar se mueve, se acomoda, para que el cristalino se adapte y focalice los rayos justo en la retina.

Este es el motivo de que cuando estamos mirando a un objeto cercano, todo lo que hay delante de este, o lo que queda detrás del mismo, quede completamente desenfocado. Nuestro cerebro está diciéndole a nuestro ojo lo que quiere ver y este, mediante el enfoque visual, le proporciona la imagen que necesita.Esta es la teoría de cómo funciona el ojo, pero hay determinadas maneras de entenderlo un poco mejor de forma totalmente práctica. Sí, se puede hacer en casa y ayuda tremendamente a comprender el porqué de ciertos comportamientos de nuestro cuerpo. Os lo contamos en el siguiente apartado.

3 formas de saber cómo funciona el ojo

Ahora que sabemos qué es el enfoque visual toca descubrir, de tres maneras muy sencillas, cómo reacciona nuestro ojo ante diferentes retos.

Cómo funciona el ojo de cerca

Para este caso lo único que necesitaremos será un teléfono móvil y un bolígrafo, cada uno en una mano. Bastará con poner uno más cerca que el otro, ambos en la misma línea visual, e intentar enfocar de forma nítida los dos a la vez. Como podremos comprobar, no se puede, por lo que nuestro cerebro deberá indicar a nuestro ojo sobre cuál de los dos aplicar en enfoque visual, por ejemplo, el más cercano. A continuación, sin mover la cabeza, lo único que habrá que hacer es enfocar el más lejano… ¡y el objeto más cercano dejará de estar nítido!

Cómo funciona el ojo en las distancias medias

El mismo experimento que hemos hecho antes a escasos centímetros de nuestro ojo podemos hacerlo a unos metros. Por ejemplo, poned un objeto a dos metros de vosotros, otro a tres y algo en la pared, a cuatro metros. Después intentad mirar las tres cosas de forma nítida y, al ver que no podéis, decidle a vuestro cerebro que queréis enfocarlas uno a uno, ¡y ahí está la magia!

Cómo funciona el ojo en las distancias largas

El fenómeno de la acomodación se da hasta los 6 metros, a partir de ahí el enfoque visual es cero. Lo vemos todo nítido y, técnicamente, no hay límite de distancia para ello siempre y cuando un fotón de luz haga reaccionar a las células oculares.

Conocer un poco más nuestra anatomía ocular hace que comprendamos mucho mejor ciertas reacciones de nuestro cuerpo. Un exceso de acomodación, por ejemplo, puede provocar fuertes dolores de cabeza, ¡y ante reacciones así conviene consultar con un especialista!