Problemas visuales por la edad 5 min minutos de lectura

¿Cómo afecta la hipermetropía a los niños? ¿Se puede corregir?

Compartir en

En muchas ocasiones la hipermetropía puede ser una molestia para los niños . Por eso en este artículo te enseñamos a identificarla y ver si se puede corregir.

Hipermetropía en niños: qué es y posibles soluciones

La hipermetropía es un defecto refractivo que impide focalizar con nitidez los objetos más cercanos al ojo. El problema es que hay quien tiende a confundirla con la vista cansada, un problema que suele darse a edades ya avanzadas, pero nada más lejos de la realidad: la hipermetropía en niños es de lo más común, ¡por eso conviene saber cómo encararlo!

Principales síntomas de la hipermetropía en niños

Conocer las señales que pueden indicar que un niño tiene hipermetropía es indispensable no solo para corregirla, sino para poder garantizarle además un correcto desarrollo a lo largo de toda la infancia, la etapa más importante en este sentido. De ahí que saber interpretar los síntomas de la hipermetropía en niños para acudir cuanto antes a un especialista resulte tan importante.

Aquí te dejamos las principales pistas de que un niño puede estar sufriendo de hipermetropía:

  • Los fuertes dolores de cabeza a edades tempranas pueden derivar del esfuerzo del niño al intentar enfocar imágenes cercanas sin éxito.
  • La hipermetropía también puede generar dolor en los ojos y cansancio en la musculación orbicular. Esto puede provocar un lagrimeo constante o la necesidad del niño de frotarse los ojos o parpadear con demasiada frecuencia.
  • También puede ocurrir que uno de los dos ojos se desvíe hacia el interior, hacia la nariz. A este movimiento interior se le denomina endotropia, y puede corregirse total o parcialmente.
  • Otra de las señales de la hipermetropía en niños es la probabilidad de obtener malos resultados escolares, que pueden afectar tanto a la comprensión como a la lectura y la escritura. Al no ver bien, la actividad estudiantil se ve directamente afectada. De ahí la necesidad de mantener un contacto estrecho con los maestros e interesarnos por cualquier tipo de anomalía en el aula.

¿Cómo se puede corregir la hipermetropía en niños?

Antes de seguir, queremos tranquilizarte diciéndote que la hipermetropía en niños se corrige. Una vez detectado el problema, lo primero que hay que hacer es solicitar cita con un especialista encontrar la mejor solución.

El tratamiento más habitual es usar unas gafas con lentes de hipermetropía que ayuden al ojo a enfocar los objetos cercanos como es debido.

En cuanto a la posibilidad de pasar por quirófano para corregir definitivamente la hipermetropía en niños, lo cierto es que lo mejor es esperar unos años más. La cirugía refractiva solo está recomendada para adultos, pero las lentes de hipermetropía (convergentes positivas) para poder focalizar las imágenes en retina y no detrás de esta, harán un gran trabajo hasta entonces.

La hipermetropía en niños se corrige y los resultados son excelentes desde el primer momento. Eliminar de un plumazo todos los problemas que acarrea este defecto refractivo y brindar a los más pequeños la mejor herramienta para su desarrollo es muy fácil, tan solo hay que detectar el problema a tiempo. ¡Y hacerles ver lo guapísimos que están con sus nuevas gafas!

Eso sí, la hipermetropía en niños no es el único problema visual al que pueden enfrentarse los peques de la casa, por eso en el siguiente enlace te contamos todo lo que necesitas saber sobre el astigmatismo en los niños.

Podrías estar interesado!

Problemas visuales por la edad 3 minutos de lectura

Los problemas visuales en los niños y el fracaso escolar

El aprendizaje es un proceso mediante el cual adquirimos conocimientos y destrezas. Estudios han concluido que el aprendizaje del ser humano depende un 80% de la visión, un 8% de la audición, un 6% del tacto, un 3% del gusto y un 3% de olfato.